Condiciones de uso

CONDICIONES GENERALES DE CONTRATACIÓN POR INTERNET

1) La persona que usa los programas de comercio electrónico manifiesta que actúa en nombre propio o que tiene poderes suficientes cuando actúa en representación de una empresa o institución, y que denominaremos Cliente. 

2) Al realizar un pedido utilizando estos programas de comercio electrónico el Cliente acepta la aplicación de estas condiciones generales aplicadas a las transacciones comerciales efectuadas. 

3) El Cliente manifiesta que los datos que constan en su registro son correctos. 

4) El Proveedor manifiesta que los productos editados en el catálogo de comercio electrónico están actualizados. El plazo de entrega indicado es orientativo de la disponibilidad en los almacenes del Proveedor, y en cualquier caso deberá corregirse con el tiempo habitual de transporte hasta la dirección de entrega indicada por el Cliente. 

5) El Cliente acepta como válido los pedidos cursados por este procedimiento, y renuncia expresamente a cualquier oposición, presente o futura, basada en el uso de estos programas de comercio electrónico. El Cliente acepta la factura que el Proveedor emitirá así como el cargo económico correspondiente a los pedidos cursados por este procedimiento. 

6) El Proveedor se reserva el derecho a rechazar, total o parcialmente, un pedido cursado por el Cliente, en cuyo caso lo notificará a través del correo electrónico y anulará las facturas y cargos correspondientes. 

7) El Cliente acepta que los documentos y comprobantes del pedido son los emitidos por los programas de comercio electrónico, ya sean en formato de correo electrónico, ya sean en formato de impresión por terminal. 

8) La validez e interpretación de estas condiciones generales se regirá por las leyes y los tribunales del domicilio del Proveedor, aceptando explícitamente el Cliente dicha jurisdicción.

 

TARJETA DE CRÉDITO

Este comerciante se compromete a no permitir ninguna transacción que sea ilegal, o se considere por las marcas de tarjetas de crédito o el banco adquiriente, que pueda o tenga el potencial de dañar la buena voluntad de los mismos o influir de manera negativa en ellos. Las siguientes actividades están prohibidas en virtud de los programas de las marcas de tarjetas: la venta u oferta de un producto o servicio que no sea de plena conformidad con todas las leyes aplicables al Comprador, Banco Emisor, Comerciante, Titular de la tarjeta, o tarjetas.

Además,

​Las siguientes actividades también están prohibidas explícitamente:

  •  "Venta de bebidas alcohólicas a menores de 18 años"